sábado, 11 de julio de 2020

ELECCIONES EUZKADI.


El abertzale dialogante
Diálogo electoral entre dos candidatos  de Vox en Donosti
Uno. – (Vestido de hombre de las cavernas con taparrabos y una enorme rama de árbol al hombro.) Aquí nos vamos a forrar. (Suena un hostión a mano abierta que lo tumba).
Otro.- ¿Qué ha sido eso?
Uno.- No sé, pero aquí va a haber hostias, lo veo venir….
Otro.- ¿Cómo lo sabes?.
Uno.- Acaban de darme una como un pan
Otro.- No seas quejica…hombre. Y sabes lo que dice la dirección, y Madrizzzz….Aguantar, aguantar…La cosa es aguantar las primeras hostias…..Estos vascos son buena gente, un poco brutos pero buena gente. ¿No ves que son aberchales…..?
Uno.- Pues por eso, animal. Si son aberchales ¿como van a ser buena gente?.
Otro.- Tú qué sabrás de esto? …nos van a votar todos los aberchales. A ver qué quiere decir aberchale; quiere decir que tienen un chalet en Santander o por ahí… “A    ver    chalet”….Está claro ¿no?
Uno.- (Suena otro hostión a mano abierta, pero antes de que caiga al suelo una mano le tiende una bota).
 Voz.- Venga colega, dale un tiento a la bota que está fresquita. Y además…es de Ribera del Duero. Apriétala bien…..Como si fuera …una teta.
Otro.- Y sabes quién nos va a votar a porrillo?
Uno.- Pues los charnegos……Los de Burgos, Palencia, Valladolid…
Otro.- Ni por pienso…(Dice pienso….y una mano le pone al cuello una cebadera llena de paja). Esos son unos traidores, esos votan a Bildu…..como si los viera. O lo máximo al PNV. Pero eso lo arreglo yo enseguida.
Uno.-¿Cómo?
Otro.- Ahora mismo llamo al Papa de Roma….que los descomulgue. (En sordina, pero muy perceptible se oye el Eusko Gudariak) Ves….? (Fuera de escena…son imaginables grandes colas ante las urnas) Ves eso….….
Uno.- Si veo ¿qué?
Otro.- Que se rinden, que los tenemos cercados. Cuando cantan eso, es que los tenemos cercados… (Suena un bofetón tremendo y otra vez la mano amiga ofrece la bota..) Venga, que no se diga de la hospitalidad vasca…..otro chupito..O lo prefieres con gaseosa…? (Otro bofetón).
Uno.- Pues Urkullu dice que …
Otro.- (Secándose el vino de la bota derramado en el pecho) Ese Urkullu no sabe nada de nada….
Uno.- Pues yo apuesto a que gana PNV y que Vox no vamos a sacar ni una mierda ni siquiera  uniéndonos con el PP y Ciudadanos.
Otro.- Tu sabes lo que eres..? un derrotista. Eso es lo que tú eres..un derrotista…otro traidor…Si es preciso…llamamos a Franco, que arregle el problema de las Vascongadas….de una puta vez. Al PP de Casado le faltan güevos….….
Uno.- Lo que faltaba….llamar a Franco…ni se te ocurra. (Al oírse la palabra Franco suena el Cara al Sol, voces de ¡firmes”, a esos que los fusilen.  Suena espantoso guirigay de himnos….)
Otro.- Bueno…se acabó…Madrizzzzzz quiere que les avancemos un pronóstico. Así que en marcha…¿quién va a ganar las elecciones?
Uno.- Madrizzzz quiere que le digamos primero cómo nos han tratado…la hospitalidad vasca…, la gente…esas cosas…. Pues nos han tratado bien ¿no?, yo diría que nos han tratado de puta madre (Camareros pasan  grandes bandejas, con platos, chuletón de buey, cogote de merluza. A cada ostia que recibe, suena fuerte el chistu y el tamboril…En  un momento al espatadanzari se le va el pie y le sacude una patada al 0tro que sonríe como un memo…Le pasan  la bota otra vez. Bebe y bebe….).
Otro.-  No arrasaremos…pero nos comeremos roscas, vaya si nos las comeremos…
Uno.- Aquí no nos comemos una rosca…O media rosca…Creo que no saben que existe Vox
Otro.- Y tú y yo qué somos ¿eh?. Lo saben, vaya si lo saben…Pero no quieren reconocerlo (otra hostia. Esta vez de una chica muy guapa, que camina en puntas como las bailarinas y le hace falsas e hipócritas carantoñas). No se te ocurra poner eso en el informe a Madrizzz…¿está claro?…..
Uno.- Muy claro, pero eso no cambia las cosas…
Otro.- Ves cómo eres un derrotista…tú eres un quintacolumnista, eso es lo que eres. Qué  cosas no cambian… ¿eh?
Uno.- Que te están dando hostias hasta en el carné de  identidad, con buenos modales…eso sí…y muy educados…..Que pareces un estafermo
Otro.- Un qué….que me has llamado?....Eso debe ser una palabra….inventada…de estos caseros que se inventan todo…las palabras se las inventan….. (Efectivamente según ha ido pasando el tiempo OTRO ha ido adquiriendo apariencia y movimientos de estafermo rígido. Lluvia de papeletas electorales con nombre PNV en su mayoría. No pocas de Bildu…Algunas de Ciudadanos….y del PP. Al estafermo le tiran serpentinas y sigue sonriendo como un estúpido. Tenuamente, como en sordina, vuelve a escucharse el Eusko gudariak. Más en segundo plano La Internacional. Lo que faltaba…Ahora esos cabrones de la margen izquierda de la ria….Cabrones…Malnacidos.


viernes, 10 de julio de 2020

SANTIAGO AMON, USSIA Y UN JESUITA CASPOSO


Recordaba semanas atrás en una charla informal y aleatoria con varios amigos,  cosas de Santiago Amón, un palentino nacido en Baracaldo. Santiago Amón era un genio, literalmente, y el  trato con los genios  nunca  resulta fácil. Quizá fuera porque de su libro de poemas Alba que bala, solo me gustó  el título.  Hace dos o tres semanas se cumplió el vigésimo octavo aniversario de su muerte. Murió en un accidente de helicóptero mientras se dirigía a Aguilar de Campoó, localidad  del norte de Palencia, feudo de su gran amigo Peridis, el dibujante. A su muerte,  la Casa Regional de Palencia en Madrid me encargó la organización de un homenaje al que invité a Alfonso Ussía y al que se sumó, motu proprio, un jesuita  retorcido, primo creo de Amón.  Tras la intervención, emocionada de Ussía, el jesuita tomó la palabra y se preguntó qué hacían juntos en un viaje fuera de ruta, Santiago y Rosa Manzano directora general de transportes, insinuando turbias relaciones entre ambos. Alfonso Ussía se levantó de la mesa presidencial, fulminó al jesuita con la mirada, y abandonó la sala. Ussía ha confesado siempre  que todo lo aprendió de Santiago, no sólo el latín y el griego;  y pone por testigo a San Juan de la Cruz. Yo cumplí con mi obligación de conducir el acto hasta el final, que fue un final gélido dada la evidente hostilidad que había suscitado el jesuita casposo e inquisidor. Nadie recuerda hoy el nombre de ese Torquemada del que, en el  “el vino español” ofrecido por la dirección de la casa de Palencia, todos huían como de un  apestado.

viernes, 3 de julio de 2020


Ponce, más que una separación: un fin de época. (Publicado en Diario Palentino)

Paloma Cuevas, la mujer perfecta, y Enrique Ponce ese muchacho intachable, que todas las madres del mundo hubieran querido como yerno han roto un matrimonio modélico de dos decenios. Esa imagen de pulcritud moral Enrique Ponce la llevaba a su toreo en el que, como crítico del Mundo de PedroJota tardé en  entrar: una técnica perfecta y fría. Ponce alcanzó la plenitud indiscutible en las últimas temporadas cuando yo me había retirado de los toros.  Ocasiones tuve, sin embargo, de hacerle la laudatio, como en las CC GG de Bilbao, su plaza. También llegué a decir que Ponce ponía la muleta en el lugar donde debía ponerse él, lo que me granjeó la enemistad del poncismo militante y de Gaby, la madre de mi esposa Ana, para la cual Enrique Ponce era el dios supremo y el más elegante.  Se lo conté un día en una celebración teatral a Paloma Cuevas y su reacción fue fulminante y de una ironía vitriólica, aunque afectuosa; “Gaby, la más inteligente de  la familia”. Ana Merino,  presente allí en esos momentos,  no contaba,  pues los toros la traerían al fresco, aunque resucitaran Joselito y Belmonte;  aunque  yo,  en aquellos momentos, fuera  el crítico más temido por mi dureza  con las figuras, en El Mundo verdadero.
La separación de Paloma Cuevas y Enrique Ponce no tendría nada especial, miles de parejas se separan a diario y más tras la prueba cruel de la confinación por la peste. Hombre cincuentón se enamora de joven atractiva y veinteañera. No aprendimos de Castelao que nos recomienda, “los viejos no deben enamorarse”.  Ponce, además no es un viejo;  es un dios muy humano y la crisis de los 50 le habría afectado como a cualquier otro. Pero representaba el modelo de una sociedad necesitada siempre de ejemplo y mitos. Era una manera  de entender la civilización sobre la que se asientan los valores de la sociedad occidental. Si fue el número uno del escalafón, si fue dejando en la cuneta taurina a todos los oponentes que le pusieron para frenarlo (Rivera Ordóñez, José Miguel Arroyo Joselito, José Tomás); si frente al caos  él opuso siempre el orden de la estética, la gente va a comprender difícilmente,  el desorden de una separación matrimonial.  Hay toreros de sombra iluminada, puro enigma y misterio, como José Tomás; y hay toreros de luz como Enrique Ponce. Y se torea como se es,  según sentenció Juan Belmonte, torero de sombra que se mató de un pistoletazo, tras pasarse una mañana acosando toros para provocar infructuosamente el infarto. Nunca vi cumplido el sueño de mi vida taurina;  un mano a mano en las Ventas con toros de Victorino entre Ponce y José Tomás; menos voy a conseguirlo ahora, aunque me dice Luis Abril que el de Galapagar está toreando mejor que nunca, otra dimensión nunca soñada del toreo.
Aunque disintiera de su forma de torear, a Ponce siempre lo traté con respeto. Lo peor que dije de Ponce, fue que ponía la muleta donde tenía que ponerse él. Y que, si se lo consentían, hacía bien en matar chotos afeitados. Eso no quita para que escribiera sus alabanzas por el faenón de dominio y conocimientos a aquel toro de Valdefresno en  las Ventas, Lironcito.