sábado, 8 de diciembre de 2018

THOMAS Bernhard, CIUDADANO DE MADRID



 Thomas Bernhard ciudadano de Madrid
Ante la jubilación, de Thomas Bernhard, dirigida por Krystian Lupa se ha convertido en el gran acontecimiento teatral del Festival de Otoño. Thomas Bernhard, austriaco a su pesar, accidentalmente nacido en Holanda, y su odio al nazismo. Cuando paso por la calle del Prado camino del Teatro Español tengo la sensación de que la sombra de Thomas Bernhard me acompaña. Vivió aquí, escribió aquí cerca del Ateneo. Confiesa en El Malogrado que desde el primer momento Madrid se convirtió en el centro ideal de su existencia. Aquí halló la tranquilidad que nunca halló en ningún sitio. España tierra de asilo, Madrid rompeolas de todo el mundo. Por otro lado, el régimen franquista acogió con todos los honores a Otto Skorzeny,  que liberó a Benito Mussolini del, en teoría inaccesible, Gran Saso donde estaba confinado. Adolf Hitler le condecoró y ya en Madrid, donde muró en 1975, se le otorgaron todos los honores imaginables.  Fraga Iribarne fue su principal valedor.
 Las constantes del pensamiento de Bernhard son su odio al nazismo y a los austriacos que lo aborrecían a él con idéntica reciprocidad intensa..  La razón de esta aversión tiene una lógica implacable; consideraba a Austria cuna del nazismo. Y proclamaba; “Austria es hoy peor que hace cincuenta años”.  Kurz Waldhein, de quien se descubrió que había sido miembro de las SS se sintió aludido y ofendido por Bernhard. El juez de Ante la jubilación, que sigue homenajeando a Himmler en su cumpleaños todos los siete de octubre, bien podría ser Waldhein. El desdén de Bernhard por Austria es   coherente; consideraba   el nazismo   genuinamente austriaco. Muestra de ello fue el entusiasmo de los austriacos en Heldenplatz celebrando la anexión de Austria por Hitler.

viernes, 30 de noviembre de 2018

BRANDO, ;BERTOLUCI. Y EL CALVARIO DE MARIA SHNEIDERO DE MARIO DE MARIA SCHNEIDER



 Bertolucci ha muerto. No es un simple enunciado necrológico; es un lamento profundo del corazón.  Bertolucci, el de El último tango, corrosivo filme del que casi todos se quedaron con un Marlon Brando brutal, una María Schneider sodomizada a la fuerza y la mantequilla lubricante. Desde mi punto de vista no es la página más gloriosa de un hombre al que admiro sin reservas  como genio.  María Schneider nunca se repuso de la brutalidad de Brando. Bertolucci el de Novecento, el último de una generación viscontiniana, épica  y barroca, pasoliniana y marxista; comprometido, a la vez, con la belleza del arte y con la lucha de clases. Siempre reconoció a  Passolini como maestro. Su muerte es el apéndice luctuoso a unos días de fulgor italiano en Madrid protagonizados por la Strada de Giuleta Massina y Federico Fellini en la Abadía. Fellini es el neorrealismo nacido en la Italia paupérrima de posguerra como expresión estética de una realidad sucia;  arte y testimonio.    La Strada es la que mejor define su obra  colosal. Algunos títulos imprescindibles: Las noches de Cabiria, La dolce vita, Amarcord, Fellini ocho y medio... Mi generación toma como  homenaje a nuestra fidelidad felliniana la llegada de La Strada dirigida por Mario Gas.  Gelsomina, la dulce Giulieta de Fellini, su musa  que es un concepto abstracto, evanescente que en ella adquirió identidad . Más que su musa yo diría, su savia, su sangre. La Strada es un hito. Adorable Gelsomina, sometida a Zampano, (Antony Quin), grosero y agresivo que ha comprado su sonrisa por 10.000 liras para tenerla de ayudante. Días con acento italiano, un acento gozoso y otro funeral. Revive Fellini y muere, de una sobredosis, dicen, tras penoso calvario en una silla de ruedas y atiborrado de antidepresivos Bertolucci. Puede que la sombra de Cesare Pavesse  ilumine  su muerte prematura a los 77 años: “no hay ninguna razón para suicidarse, pero tampoco la hay  para seguir viviendo”, dijo Pavese. Es juicio apresurado, quizá. Perolo dejo ahí.

domingo, 18 de noviembre de 2018

ESCAPARATE de LIBRERIA


LIBROS RECOMENDABLES Y RECOMENDADOS

La vida por debajo. Autor, Tomás Martin. Editorial, Ende. 329 páginas. Historia apasionante protagonizada por cinco mujeres singulares y emprendedores. Ambiciones empresariales, amores cruzados, amistad y sexo. Erotismo tórrido Excelente lenguaje de un autor enraizado en la profunda Castilla y los secretos del idioma.

Rosario de Acuña: Ráfagas de Huracán. Autora, Asún Bernárdes. Editorial, Inaem, 170 paginas. Autores del Centro. Mujeres librepensadoras, ansias de libertad. Inabarcable pasión de cambio, de “feminismo” Absolutamente recomendable, Rosario de Acuña, pionera sin folclore ni oporunismos.

El inquisidor. El Enfermo. Autora, Margueritte de Navarra. Edición, Nadia Brouardelle. Edit Asociación de directores de escena. Reina consorte de Navarra, adelantada a su tiempo.  Conocida  por sus magníficas novelas cortas Heptamerón. Por primera vez en español.  El Inquisidor y El enfermo. 215 páginas

Manual para vivir en la era de la incertidumbre. Autor, Antonio Garrigues Walker. Con  la colaboración de Antonio García Maldonado. Libro político sin disimulos, de un poeta. Un repaso a los cambios y retos del mundo globalizado lleno de incertidumbres, Edit Deusto Grupo Planeta. 215 páginas.

Geografía de la Tauromaquia. Autor, Jean Baptiste Maudet,  Editorial, Fundación Real Maestranza, Universidad de Sevila. 653 páginas. Trabajo de investigación del mundo de los toros, Antropologia, historia, ética y estética. Apasionante indagación histórica de alguien que no puede considera los toros como hecho aislado de una sociedad..

Un bar bajo la arena. Autor, Jose Ramón Fernández, Edit Inaem, autores del Centro. 137 páginas. La historia del María Guerrero y su mítica cafetería.  Quienes la vivieron se sentirán regocijados, Quienes no, descubrirán sus misterios.