lunes, 11 de octubre de 2021

 

Felipe Alcaraz, la epopeya de los pobres

Escritor, granadino, novelista, poeta, ensayista, político y comunista. A él se debe un texto que a muchos les parece esencial, Oda a Javier Egea, para conocer a un poeta capital  de la nueva sentimentalidad. De la estirpe de Julio Anguita, el maestroescuela, que fue alcalde   de Córdoba, pero no poeta. En la editorial Akal, refugio del rojerío insurgente en aquellos tiempos obscuros,  publicó  Felipe Alcaraz hace siglos, sus primeros libros. Sobre la destrucción y otros efectos, por ejemplo. O Conspiración del olvido.  Dada su filiación política, su referencia podía ser, por entonces, George Luckas  y su teoría de la novela, pero no estoy seguro. Lo que sí  recuerdo es mi aceptación maoiísta  del Congreso de Yenam, 1943,  y muy probablemente la  suya, sobre las exigencias del arte en la literatura ideológica.´´una obra de arte, por mucha carga política que tenga, la pierde toda si antes no es arte¨´ O algo parecido.

Felipe Alcaraz   acaba de publicar en Almuzara, editorial sevillana, Los pobres, su última novela, que resume su pensamiento actual  y su técnica narrativa, en constante evolución como buen dialéctico que es. ¿Pueden los pobres vivir una epopeya? La simple y natural existencia es, de por sí, una epopeya. Conocí a Felipe Alcaraz hace muchos años, en Jaen, donde ejercía la docencia.  Andábamos yo y  Félix Población, excelente periodista que ahora dirige Diario del aire, acumulando materiales para un proyecto sobre las distintas culturas de España, justo cuando Adolfo Suarez estaba diseñando o acababa de diseñar, la España de las AUTONOMIAS. Después, Alcaraz dio el salto de la política andaluza a la política nacional , atenué yo mis fervores militantes y no nos hemos vuelto a ver.

Soto de Paula y sus revoluciones

Revelaciones y revoluciones toreras, con magníficas ilustraciones de Diego Ramos, no es estrictamente un libro de toros ni sólo para los aficionados a los toros: es un libro de arte, un libro sobre arte en toda su extensión y dentro de esta extensión la magia y el barroquismo del toreo. Este pequeño apunte tomado del propio Paula, puede ayudarnos a fijar la cuestión. ¨´la luna es el ojo del infinito, por donde el firmamento ve la belleza y los pecados del hombre¨´ De Pula,  ¨¨ gitano y griego de Jerez¨´ , que da el salto a la alegre riqueza mexicana desde Ronda y desde Sevilla. No sé si es adecuado calificar a Jesús Soto de Paula de autodidacta, pues bebe de las más puras, profundas y cristalinas fuentes del universo; la magia, el misterio, la alucinación. Su cultura es lo que Lorca llamaba la cultura de la sangre, los sonidos negros, la callada música bergaminiana del arte de torear. Jesús Soto de Paula es un alucinado de la escritura como Rafael de Paula es un alucinado del toreo. Uno escribe desde un más allá lleno de oscuridad, sombras e iluminaciones. Otro, torea desde el misterio insondable, para hallar la naturaleza de su verdadero ser, las razones de su existencia y su ensimismamiento. Inevitable recurrir, una vez más, al tópico bergaminiano, a esa exaltación del toreo de incendiada sombra, La callada música del toreo. Y la callada música de la escritura.

 

sábado, 9 de octubre de 2021

 

Luis Espada, el legendario presidente de Las VENTAS

Ha muerto hace  algunas semanas, a los 90 años de edad, por Covid y otras dolencias añadidas, Luis Espada,  el mejor presidente de las Ventas que yo he visto. Ni un minuto de silencio ha guardado la que dice ser y llamarse primera plaza del mundo in memoriam de Luis Espada, me cuentan. Me llega la noticia de su muerte con retraso a través de Emilio Martínez. Ambos, cuando ejercíamos la crónica taurina, éramos seguidores del polémico presidente que un dia de San Isidro llegó a devolver siete toros por manifiesta invalidez. Siete toros en la primera plaza del mundo, mientras los Chopera, empresarios, se llevaban  aterrorizados, las manos a la cabeza en el callejón y anunciaban por megafonía que no había más sobreros. Si no había más toros era evidente que la corrida habría de suspenderse y devolver el importe de las entradas. Hubo más toros No sé si fue en esta ocasión cuando yo  llegué a llamarle el EMPERADOR del Palco, calificativo que recibió con su habitual estoicismo y sentido del humor.

 Luis Espada, además de comisario de policía, como era preceptivo para presidir las corridas,  era pintor y poeta; yo escribo versos y por entonces hacía crítica de pintura lo cual, según Espada, da una visión plástica del toreo enriquecedora, opinión que yo compartía y sobre la que he escrito con frecuencia. Con todo, su  seña de identidad era la defensa del toro íntegro y con su trapío correspondiente. Le gustaba el flamenco y era mejor palmero, lo cual no es fácil, que cantaor. A mi también me gusta el flamenco, y me atrevía a cantiñear, hoy no me atrevo, con grandes dosis de audacia. Recibía yo por ello el reconocimiento de los flamencos y la gitanería, en especial de Fernando Terremoto, que me decía ¨´tienes conocimiento, pero no tienes poé¨. Yo elogiaba siempre a Luis Espada en mis críticas, salvo raras y extremas ocasiones, su labor en el palco presidencial,  lo cual tenía un doble efecto; ganarme las simpatía del gentío y excitar la cólera del señor Lamarca, el peor presidente, después de Pangua que otorgó el rabo a Palomo Linares, recompensado, según el perverso Alfonso Navalón,  con 500.000 pesetas por los Lozano, apoderados de Palomo. Donde estés, amigo mio, y eras cristiano practicante, creo recordar, ¡!va por ti!!. Vaya por ti esta laudatio laica en sustitución de ese minuto de silencio que los aficionados de pro y de bien dedican a los difuntos ilustres.

lunes, 4 de octubre de 2021

 

Carlos Be,

Un autor español, a la conquista de América

Carlos B es periodista  y como tal ejerce con solvencia y brillantez; autor dramático, colaborador de la revista ARTEZ desde la que contribuye a poner,  claridad  a tantas cuestiones difusas  como rodean el teatro. Publica  en España Malas hierbas, a la vez que se anuncia su estreno en Bogotá. Malas yerbas habla del amor, de la ambición, de la renuncia y su difícil  aprendizaje. Del arrepentimiento de haber robado y la imposibilidad de devolverlo. Una esposa ejemplar y una vida de triunfo asentada en la mentira. Lejanos, lejanísimos ecos, me parece a mí de  La muralla, de Joaquín Calvo Sotelo. Conflicto entre  el arrepentimiento, necesidad personal,  y devolución a la que se oponen la conciencia y los intereses familiares . Intriga, misterio, coñac a chorros y droga a puñados. No sé si he hecho spoiler del asunto, mas por si acaso, paro. Tengo que hablar de una actriz

Cristina Higueras, el enigma de Nora Salinas

 Como era previsible para quienes la conocíamos, ha desembocado con éxito en la novela. En alguna ocasión he escrito sobre la narrativa de Higueras; ¨´ si como actriz Cristina higueras es transparente y luminosa, como novelista es opaca y maligna. En su narrativa hay oscuros enigmas y sus personajes carecen de moral, no hay líneas rojas¨. Soy tu mirada, Edit La Esfera de los Libros,  es la historia de Nora Salinas, una jueza prestigiosa con vida aparentemente normal , pero con tenebroso que, de golpe, irrumpe amenazador en su presente. Tampoco, como en Malas hierbas, de Carlos B, quiero hacer espoilar. Qué ocurriría si, de una persona, conociéramos solo su mirada?. Pues podría ocurrir una irresistible y el temor de sentirse permantemente observada.  Soy tu mirada es una excitante aventura humana y literaria que nos lleva a un final imprevisto por caminos imprevisibles.

 

ñ